Cuquisanta Invisible 2015

Ahora que ya han pasado los Reyes, puedo dejar a un lado las entradas educativas y/o profundas temporalmente y escribir una sobre cosas bonitas, como un Papá Noel invisible que traspasa fronteras. Literalmente. Fronteras regionales e internacionales.

Este grupo de gente cuqui nació hace varios meses en Youtube. Un día, varias chicas, propietarias de canales literarios, decidieron hacer un Hangout (comúnmente denominado «Hangout Cuqui» o «#HOCuqui») de vez en cuando para hablar todas juntas en directo… y tal vez (solo tal vez) yo me hice la reina de la caja de comentarios en el primero, así que, desde entonces, participo esporádicamente en estos saraos <3.

El caso es que llegaban las Navidades y una de ellas dijo: «He soñado que hacíamos un amigo invisible». Y las demás dijimos: «¿Y si hacemos un amigo invisible entre nosotras?» Y así nació el Cuquisanta Invisible. Una de las cuquis no pudo participar por diversas razones personales (Ádria, te queremos), pero el resto nos pusimos manos a la obra enseguida para encontrar un libro y monadas varias que enviar a nuestra víctima. Y digo «enviar» porque resulta que ni siquiera vivimos todas en la misma comunidad autónoma. Ni en el mismo país.

Cuatro catalanas, dos gallegas, una cántabra, una madrileña y una asturiana afincada en Suiza. ¡Estos han sido los resultados de nuestro Cuquisanta Invisible del año 2015!

Sigue leyendo

Anuncios

Balance literario (2015)

balance

 

Como todos los años (aunque este en una casa diferente), llega el momento de hacer un repaso a todas las lecturas que hemos llevado a cabo durante los últimos doce meses. Normalmente hago dos listas: la de las cinco mejores lecturas y la de las cinco peores. Hoy, sin embargo, he decidido soltarme la melena y hacer las listas de diez. ¿Por qué no? Así tengo la oportunidad de recomendar cinco libros más y echar pestes de otros tantos. Todos salimos ganando.

Lo cierto es que no ha sido mi mejor año escogiendo lecturas, pero tampoco ha sido el peor. La cosa ha estado bastante variada y en general no me puedo quejar, aunque soy consciente de que tengo que ponerme las pilas y desengrasar el mecanismo que me funcionaba como filtro durante mis años de instituto y que me ayudaba a elegir mejor las obras con las que iba a compartir interminables jornadas de viaje en metro. Pero como sé que lo que os interesa son los títulos, aquí los tenéis, colocados en orden de lectura.

Sigue leyendo